Arista al Piton von Martin. Palas.(Junio 2007)

Relato del piton Von Martin al Palas realizada por el enano.

Mi primera gran clásica. Hasta ahora había hecho cosillas, trepadas, alguna cresta...pero nunca una escalada de este tipo a casi 3.000 metros. Para no olvidarla pues siempre le pasa algo a esta cordada de tres.


Salimos de Zaragoza los tres hermanos camino Sallent para ir a dormir a los ibones de Arriel, hasta aquí si mal no recuerdo llegaremos en unas 3h. Cuando llegamos no sabíamos todavía ni situar donde estaba el Palas como para saber donde estaba la arista.

Como llegamos relativamente pronto nos dió tiempo a reforzar un vivac que había por ahí para resguardarnos del viento y preparar la escalada del día siguiente. A las 6 de la mañana empezaba el movimiento pues iba a ser una escalada muy larga. Después de unas cuantas horas de pateo a las 10,30h estábamos en la base de la pared un poco indefinida pues apenas hay algún clavo en toda la vía.

Javi y Jorge se iban alternando los largos pues yo iba de bulto total, las horas pasaban con rapidez y nosotros no teníamos nada claro por donde podía seguir la vía pues hay bastante travesía y va buscando siempre la parte más debil de la pared, lo único que teníamos claro de esta vía es que en la parte final había un diedro muy característico (V) el cual encontramos a las 19h después de muchas dudas de si seguir o abandonar la vía pues a todo esto se sumaba la penosa calidad de la roca ¡qué bolos caían!
Cuando llegamos a este precioso diedro vimos la luz el problema es que era un poco tarde (para variar) y había que aligerar el paso. Le atacó Jorge y cuando lo superamos ( hay un clavo para acerarle que va de puta madre) le tiramos a ensamble hasta la cima de esta punta ( Pitón von Martin) .


Llegamos a la cima a las 22h justo para el anochecer teniendo por debajo un mar de nubes del cual solo sobresalía el Midi Ossau y poco más, una vez más, grandioso todo este espectáculo. Para que os hagais una idea de la cima ¡es más pequeña que la del Puro de Riglos!

Aún quedaba lo peor, unos rápeles bastante precarios los cuales hicimos entre las 22,30h y las 2 de la madrugada. Salen de la misma cima y creo que son tres o cuatro ( clavos oxidados, puentes de roca precarios...) todo ello lo encontramos con la ayuda de nuestras frontales.

Y por fin llegamos al suelo y el peligro había pasado además estábamos hasta los huevos de rocas, piedras, paredes...pues llevábamos sin poner los pies en tierra firme desde las 11 de la mañana. Pero aún teníamos que llegar al vivac de la noche anterior al cual llegamos reventados a eso de las 4 de la madrugada por supuesto se nos había acabado la comida y bebida pues esta última noche no estaba planeada.

Nos pusimos el despertador a eso de las 6 de la mañana pues le habíamos dicho a la familia que llegaríamos la noche anterior y estarán preocupados.

Cuando por fin llegamos a Sallent comemos, bebemos y sobretodo descansamos porque estamos reventados (yo por lo menos). En fin, una aventurilla más, una vía para coleccionistas, un rincón solitario en un entorno único.

Dificultad. V

Enlace a todas las fotos de la ascension http://www.flickr.com/photos/40393785@N05/sets/72157621273538265/