Swisspeaks 360, la carrera (esto va a ser largo...)

 Salida a la Suiza, sin mucha pompa, a las 12 de la noche, entre niebla y lluvia. 200+ donde coger tu sitio y luego 1500-

En la primera bajada, la niebla es muy densa y decido seguir los pies de un corredor que baja bastante bien, me guía en el descenso.

 A partir de aquí la estrategia está clara, objetivos a corto plazo, coger tu propio ritmo, correr donde se pueda correr, comer bien, beber bien, no arriesgar.

Subida larga al primer collado (2000+) con niebla, nieve y mucho frío, bajada laaarga con algunas tachuelas hasta llegar a la primera base de vida, Eisten (km 50) donde llego sobre las 8 de la mañana, muy bien de fuerzas, animado y para colmo allí está Jorge con todo preparado cual pit-stop de formula1 con todo lo que puedo querer y necesitar. No estaré más de 20 minutos y de nuevo al camino.

           Fotos desde Eisten, primera base de Vida

Hasta Grimentz (km105, segunda base de vida) pasamos 3 buenos collados (2 de ellos a casi 2900m) donde voy cruzándome con corredores alternando ritmos, cada uno al suyo y llego sobre las 20:20


                                                                   Fotos en Grimentz

Jorge vuelve a estar allí con todo listo, una gran ayuda, tanto en tiempo como a nivel mental.

El no sólo es mi hermano y nos conocemos bien, sino que además, es un gran deportista con gran experiencia que sabe lo que puedes necesitar en cada momento (a partir de aquí ya me quedaré solo ya que él saldrá hacia la salida de la de 170km) 

Me dice que voy entre los 15 primeros, pero poco me importa, queda muchísimo para estar pendiente de esas cosas. Yo a lo mío, poco a poco y centrándome en no perder tiempo en cosas absurdas donde a veces se te van horas.

A las 21:00 ya estoy otra vez en marcha. Llego hasta la cabaña de Becs de Bosson (casi 3000m) en una subida infinita que me come la moral, entre tramos con casi un metro de nieve y mucho frío.

Ya llevo un rato sin poder comer con el estómago cerrado. Mala señal. Solo una sopa en el refugio y de nuevo en marcha que hace mucho frío.

Me junto para la infinita bajada (1600-) con 2 corredores que ahora son ellos los que se aprovechan de mí, que guío el descenso. A mitad de bajada les digo que tiren para delante, que yo me paro con la escusa de quitarme ropa y descanso 5 minutos, prefiero ir solo. Llego a Evolene (km 126) en mitad de la noche donde me encuentro con mis compañeros de bajada bastante escachados. Ellos salen, yo 10 minutos a sopas y a seguir a lo mío. 

Otra buena subida por delante (1400+) y me empieza a entrar el sueño (el problema de las carreras que empiezan a las 12 de la noche es que cuando sales, ya llevas 14-16 horas despierto) 

Llego a Chemeuille (km133) Hora de dormir. Duermo 30 min, 10min. para beber sopas y 20 min. para cagar, lo más importante. En una hora salgo nuevo y sobre las 8:15 de la mañana, llego a Gran Dixence (km148) con un francés, bastante cansado, con mucho sueño y con mucho dolor de tripa.

Gran punto de inflexión de la carrera, donde todavía sin saberlo tomaría una gran decisión. Llego bastante roto con la idea de meterme a  dormir, flojo y sin poder haber comido nada sólido en muchas horas.

                                                            Foto de grand Dixance

Hablo con el médico y le comento lo de la tripa, me da una pastilla y me dice que no duerma, ni coma porque esa pastilla me va a hacer vomitar y si en dos horas no he vomitado, me da otra para que me la tome en ese rato.

Decido salir tal cual he llegado, voy avanzando poco a poco. A las 2 horas paro a coger agua en un río y a tomar esa pastilla. Se me cae y la pierdo. Cojonudo. Pues nada, a seguir. Un alemán (Rainier) y un suizo, con los que iba coincidiendo habitualmente, me pasan como aviones. Les comento lo de la pastilla y me miran ojipláticos. Me quedo sin fuerzas. Tomo referencias subiendo a Prafleuri y me han cogido más de 30 minutos en muy poco tramo. Desastre. 

La bajada es bastante técnica, entre bloques, con bastante nieve y llegando al avituallamiento de grand desert les alcanzo. Esto me anima un montón.

Con los compañeros, el suizo y el alemán, había comentado lo de la tripa. Sentados en el suelo los tres, les digo que a tomar por culo, que voy a comer hasta que reviente, si me tengo que retirar por algo que sea por comer, no porque no tenga fuerza por no comer. Otro punto de inflexión de la carrera, otro acierto.

Subiendo a Louvie ya me veo con mucha fuerza y bajo los 1500- hasta Planpro muy bien.

Aquí, km169, me como una pedazo de raclette a las 14:00 de la tarde, con bastante calor. Estoy recuperado. 

Al salir del avituallamiento me dicen que voy quinto, a una hora y 15min del cuarto, los 3 primeros a años luz, a unas 6 horas. Me cruzo con Rainier, le digo que se coma una Raclette y ya no lo veré más hasta la línea de meta.

Aquí ya sí me preocupo por mi posición. Por delante tengo una larga subida de 1000+ a la cabane de Mille donde voy pensando como gestionar el resto de carrera. Estoy en un buen momento, me siento bien y decido apretar hasta la base de vida, allí veremos como van las diferencias y recalcularé.

                                                                      Cabane de mille

Llego a Champex sobre las 21;15, intento dormir un poco pero nada, antes de las 22:00 vuelvo a salir, animado, hacia la fenetre de Arpette.

Sobre el papel, muy facil, 9km hasta el siguiente avituallamiento, 1000+ y 1000-

La realidad fue muy distinta. Pinchazo de sueño de los buenos subiendo, tuve que parar 4 veces a hacer microsueños, y esos 9km eran bastante más técnicos de lo que pensaba. Resultado: 4 horas para 9km (2 horas para subir y lo mismo para bajar)

Llego a Trient (km 209) zombi, helado y con la necesidad imperiosa de dormir. Muy amablemente me dejan una hamaca que meto en unos baños públicos y duermo una hora.

Me despierto a las 3de la mañana, tomo algo y vuelvo al camino, entre tiritonas. Me dicen en el avituallamiento que no ha pasado nadie en todo el rato que he estado allí ( y llevo más de una hora, cojonudo)

La decisión está clara, lucharé por mantener mi quinto puesto, creo sinceramente que es todo lo lejos que puedo llegar, intentaré sacar diferencia a Rainier pero ni de coña pensar en llegar al cuarto. Sino quiero reventar he de ser realista.

El camino de Finhaut no me gusta mucho, bosque cerrado se baja hasta un río y luego hay una subida muy fuerte hasta el pueblo, donde llego sobre las 5,30 de la mañana. Tomo varias reparadoras sopas. Salgo con el frío amanecer otra vez con sueño.

Por delante, 1200+ al col de Fenestral, que prácticamente los ves delante tuyo en una inmensa subida, voy dando cabezazos de sueño. 

                                                      La larga subida a col de Fenestral

Otra buena decisión, no parar, comienzo a berrear, a cantar a pleno pulmón durante los 1200+ a pensar en toda la gente que me quiere y que quiero, que sé que me están siguiendo y que literalmente, me empujan en esta subida hacia arriba. Llego arriba nuevo, superanimado, incluso me cae alguna lágrima de emoción, he pasado una gran crisis y estoy recuperado.

Bajada muy técnica y lenta hasta el final de un valle y subida por el lado de enfrente al col de Emaney, buen pechugazo. (preguntar a los Suizos sobre la diferencia entre pechuga y pechugazo, mi hermano Jorge se lo estuvo explicando y se ve que lo entendieron muy bien) 

Desde aquí ya se ve el refugio de Salanfé junto a un gran lago. 30 minutos después (en el collado había un cartel que ponía 30min al refu para caminantes, y eso me costó, pero corriendo mucho, este detalle lo comenté luego con mi hermano y él me dijo que a él le costó lo mismo) estoy allí comiendo unas tostadas de mermelada y queso.

Salgo hacia Susanfé, se da media vuelta al lago y se sube un pechugazo que acaba siendo una medio trepada por cadenas. Bajo, paro poco en el refu y sigo. Me cruzo con la novia de Ranier, que sube corriendo para ayudarle en el refu y es ella la que me dice que él vas detrás de mí, como a 30 minutos.

Perfecto, yo sigo a lo mío. Ahora se baja por una zona equipada con cuerdas realmente técnica y peligrosa. Un resbalón y no lo cuentas, me tomo mi tiempo. Pasado este tramo ya se corre mucho hasta Barme, donde llego fuerte a las 15:50. Como crepes y bebo sirope (me estoy afrancesando) y a seguir.

Desde aquí se corre mucho hasta la base de vida de Crosets, llego a las 18:30 (el paisaje todo este rato es fantástico)


                                                                                  Crosets

Les pillo un poco con la base de vida en montaje, como un poco de pasta y a seguir, que ya no queda nada. Antes de las 19:00 salgo, con el fresco de la tarde me siento fuerte. Llego a Morgins (km 274) y por primera vez les digo de que enseñen una tablet con los GPS de la carrera, a ver como voy.

Sigo quinto, sin ninguna posibilidad de llegar al cuarto (esto ya lo intuía) y a Rainier le meto una hora y media. Joder, que bien, iré hasta meta bastante más relajado, no me hace falta apretar, pienso. Otra decisión, esta mala.

Me relajo mucho y voy prácticamente andando todo el rato, el relajamiento me trae sueño y eso hace que tenga que parar varias veces a echar microsiestas.

Desde la base de vida a meta, se puede correr mucho y yo estoy perdiendo mucho tiempo. En la subida eterna hasta Blansex (penúltimo avituallamiento, km297) me doy cuenta de eso y pienso que como a Rainier le dé por correr, me pilla. 

Llego a Blansex, hace mucho frío, me siento junto a la hoguera y me tomo dos tés y dos bollos de canela que estaban cojonudos, 15 minutos después me dá por preguntarles y me enseñan la tablet con el estado de la carrera. Joder, a correr que Rainier está a media hora. quedan 18 km, 14 de ellos en bajada, muy mal se me tiene que dar para que me pille. Aprieto en la última bajada y llego a meta con una gran sonrisa en la boca sobre las 8:20 de la mañana. 

Allí hablo con Renatto, el speaker, un gran tipo. Está la novia de Rainier, con quién charlo sobre la carrera hasta que llega su novio a meta. Nos damos un fuerte abrazo y charlamos sobre la carrera...

Me voy a dormir a la furgo que estoy reventado.

Habrá una tercera parte...

6 comentarios:

J. Avilés dijo...

Mákina, makinetis, makinatioooooo...

Kikote dijo...

Impresionante Javier, y lo cuentas como si fuera fácil. Enhorabuena por ese chinorri y a disfrutarlo!!!!

javigalve dijo...

bueno, gracias a todos, gracias kike, ya sabes las ganas que le tenía a esta carrera, desde su primera edición. animo a todo el mundo a participar, el paisaje es bruuuutal.
espero repetir, la verdad.
Abrazooooos

sr.ornitorrinco dijo...

Bravo. Aplausos !!!
Por mucho que animes no pensamos participar...

Achu dijo...

Mi ídolo Pater, acojonante relato y carreron.

Un abrazo fuerte

javigalve dijo...

¡graciaaaaas! nos vemos por el monte, seguro