Jose A. Sanz. Riglos.

Una vez más, vamos camino de Riglos, pero esta vez en el mítico Canfranero. Hoy toca el Mallo Melchor Frechín, entre la Visera y el Cuchillo. La vía tiene unos 250 metros y tiene los paraboles, en algún tramo, a menos de 2 metros!!! Todos los pasos complicados son completamente acerables, no hay que forzar obligatoriamente ningun paso. Javi y yo nos fuimos alternando los largos uno a uno excepto los últimos que los hice yo.






En 8 horas volvíamos a estar en el pueblo, donde me esperaba mi padre para ir al Pirineo a aprovechar el último día de buen tiempo y mi hermano se volvería otra vez en el tren para Zaragoza. En definitiva, una vía un poco monótona y bastante aérea buena para la iniciación en Riglos.

Dificultad. 6a de continuidad.