Dosis de Bielsitis.

Bueno, por fin hemos tocado hielo esta temporada a día 15 de Enero, quizás un poco tarde pero es lo que hay. Quedamos Dani y yo el jueves para ir al Midi con la idea de jugárnosla y hacer el Pombie-Suzon pero como bien he dicho antes era jugársela asi que en Huesca nos entró la razón y en un arrebato cambiamos nuestra dirección hacia Bielsa para asegurar escalada.

Cuando llegamos está cayendo una nevada importante así que vamos al bar. Llevamos toda la tarde buscando reseñas de las cascadas pero ni en Información ni en ningún bar encontramos nada. Nos intentan persuadir diciéndonos que no conocen tales cascadas y que si las hay serán muy difíciles.

En el momento menos esperado coincidimos con 4 escaladores más que llevaban idea de escalar también al día siguiente. Les echamos un vistazo a las reseñas y nos recomiendan dormir en el porchecillo que hay en la Iglesia del pueblo y sin pensárnoslo dos veces allí dormimos.


Al día siguiente (viernes) vamos a la boca norte y lo que empieza como un día incierto y nevando acaba en un día soleado y cojonudo. Nuestra idea es la Dorada pero está poco menos que imposible ¡pero la gente no trabaja o qué!? así que vamos a la siguiente llamada el Resalte del Fondo y que en la guía le dan de 4+ (depende por donde le entres).




Sin muchas contemplaciones le entro por la parte intermedia (75-80º) y luego en polea le daremos varios pegues a una columna (separada unos dos metros de la pared) de 85-90º bastante interesante. Dani se estrenaba hoy en el hielo y le han gustado las sensaciones de las paredes heladas.


Resumiendo, un buen día en un ambiente cojonudo. Para repetir.