Moskitos. Visera. Riglos.

Estoy en la puerta de la estación de Huesca esperando a Álvaro que viene desde Tarragona. Tiene que estar al llegar y en efecto en breves estamos camino Riglos. Mañana tiene que ser el gran día. Llevo meses y meses pensando en esta maldita vía. Cuando llegamos a Riglos vamos a la zona de "los volaos" pues a Álvaro le apetece tomar contacto con la roca. Yo me reservo.
Tras dormir en el Parking madrugamos mucho para no morirnos de calor en la pared. A las 7,20h de la mañana estamos ya escalando y 7 horas mas tarde...¡en la cima!

Hasta el famoso Trono muy asequible con pasos tontos y alejes cotidianos. Justo antes de llegar aquí, la famosa travesía con un ambiente majico. Me pedí los largos impares ya que eran más fáciles y en esta famosa travesía no hacía más que acordarme del agüelo ( un amigo que tiene mi nivel y voló en este largo ) así que no me arriesgue al sartenazo. Al principio quería liberar pero no estoy tan fuerte.



Después de todo esto llega el "6b" que es uno de esos que digo yo que sí 6b ¡por mis cojones! pero bueno yendo de segundo se puede hacer, jeje. Llego a la siguiente reunión petao pero me toca a mí. Tengo que sacar fuerzas. Lo primero que veo, una buena panza y luego tropecientas más, pero no hay problema pues soy el rey de las pedaletas. jeje.

Una vez superado este largo, la vía en el bolsillo. Cuando subimos a la cima no puedo tener más alegrías en menos tiempo en primer lugar estoy en la cima de la Visera habiendo subido por la Moskitos y por si fuera poco ( que no lo es ) recibo un mensaje diciéndome que me han cogido para el Stage de los Alpes! Buaah! ¡Qué buena!

En fin, un día completito.

Dificultad. 6b