Mont Blanc (4.808m) subida por Gouter y bajada por ruta de los cuatromiles

Nos encontrabamos en Randa y el cielo empezo a oscurecer por momentos, la meteo anunciaba mal tiempo para los dos dias siguientes como minimo, asi que decidimos ir hacia Francia en busca de un claro en el cielo. Chamonix era nuestro destino.
Despues de un viaje un tanto lento debido a la tormenta que caia, por fin llegamos a la meca del alpinismo, ya estamos otra vez aqui. Nos damos un paseico por el pueblo para ir a la casa de la montaña y ver la prevision del tiempo y nos instalamos en Les Gaillands, nuestro campo base aqui en Chamonix.
Amanece lloviendo, razon por la que hemos tenido que dormir debajo de un tejadillo de una casa de guias. Nos da los buenos dias el mozo que trabaja aqui y nos invita a largarnos sutilmente.
Volvemos a la casa de la montaña y el tiempo que dan es bueno a partir de mañana, hoy seguira lloviendo aqui y nevando en altura.
Nos damos unos paseicos por el pueblo, entramos en los quioscos y marujeamos como cualquier otro turista antes de decidir cual va a ser nuestro proximo destino.
A Dani y a Miguel les apetece subir al Mont Blanc, yo ya he subido, asi que les digo que me tienen que motivar de alguna manera y no se nos ocurre otra cosa que subir a dormir a la cima...gran idea.
Esa misma tarde, y pese a la lluvia que no cesa, decidimos coger el tren de cremallera que llega hasta el nido de aguilas(2.372m). Desde aqui, y acompañados por la lluvia y en ocasiones por la nieve, subimos hasta el refugio de Tete Rousse (3.835m.), donde buscamos un lugar para plantar la tienda y poder pasar una noche lo mas minimamente confortable.

Al fondo Tete Rousse

Llegando a Tete Rousse

A la mañana siguiente nos levantamos con calma, desayunamos algo calentito y desmontamos el campamento mientras se seca la ropa que se ha quedado congelada despues de una noche heladora.

La "bolera"


Subiendo hacia Gouter

Salimos hacia Gouter y cruzamos la bolera a una hora bastante razonable y en poco rato y por terreno bastante incomodo llegamos al refugio de Gouter donde descansamos y reponemos fuerzas.
En Gouter con la aguja de Bionassay detras
Aqui todo el mundo se prepara para dormir en el refugio o empieza a plantar la tienda en el glaciar, pero nosotros marchamos hacia arriba, con intencion de subir a la cima ir plantar alli la tienda, pero una vez que llegamos al refugio Vallot nos damos cuenta de que subir hoy va a ser practicamente imposible, ya que el viento sopla muy fuerte y en la arista probablemente seriamos incapaces de mantenernos en pie, asi que decidimos meternos en el refugio y salir mañana hacia la cima, como todo el mundo normal.
En la cima de la Dome du gouter

Atardecer en Vallot
Nos despertamos a eso de las 4,30 de la mañana cuando aparecen una pareja con un guia que no dudan en hablar a viva voz pese a que ven que nosotros seguimos en el saco y sin ninguna intencion de levantarnos. Desde este momento no para de llegar gente de todo tipo y llega un momento en que esto parece un autentico circo, desde gente con botas de trecking y guantes finos llorando por el frio, hasta personas vomitando por la altura...un autentico espectaculo.
Vallot
Iniciando la ascension

Despues de ver todo esto salimos hacia arriba, aunque al ver tanta gente en la arista de Les Bosses nos baja un poco los animos. Empezamos a adelantar a muchisima gente y en menos de hora y cuarto llegamos a la cima.

Cima
Aqui toca hacerse fotos pero lo mas rapido posible, ya que el frio y el viento no nos permiten estar aqui durante mucho tiempo.
Cima
Ahora toca bajar por la ruta de los cuatromiles.
Bajando hacia el Mont Maudit
Rapelando desde el collado del Mont Maudit
Subiendo al Mont Blanc du Tacul

Cima del Mont Blanc du Tacul

Bajando del Tacul

Disfrutamos del descenso y aprovechamos para parar varias veces para comer y beber bien y sacar fotos.
Debajo de un serac
En el Valle Blanco

Llegando a L´Aiguille du Midi

En la estacion de la L´Auguille du Midi

Aqui acaba nuestra aventura en los alpes debido a unos problemillas de salud de Dani, pero estamos seguros de que volveremos pronto a estas tierras.