Pollux (4.092m)

Después de la decepción del Cervino, la verdad es que no tenia muchas ganas de hacer montaña, además Quique, Alex y el enano se marchaban para Zaragoza. Mis pies estaban aun en pésimas condiciones, pero Dani y Miguel me convencieron para hacer algo mas por este precioso valle.
La idea era subir al Castor y al Pollux teniendo como base el vivac Cesare e Giorgo Rosso y aunque personalmente no me hacia mucha gracia por eso de coger telefericos, acabe aceptando a sabiendas que por aqui hay pocas opciones de hacer algo en poco tiempo sin coger los telefericos.
Nos levantamos con calma, preparamos la comida y el material y nos cogemos el tren de Tasch a Zermatt, cruzamos el pueblo y nos dirigimos a la estación del teleferico del Klein Matterhorn.


Preparando el material en Randa
Una vez en la estación superior echamos a andar por el glaciar Verragletscher en dirección este hacia la parte superior de roca del glaciar, ya que por la parte inferior (camino normal y mas lógico) había muchas grietas. Desde aqui tan solo queda un pequeño destrepe hasta el el vivac.
Destrepando hacia el vivac

Nos instalamos en el "vivac"y decidimos salir hacia el Pollux sin perder mucho tiempo porque es tarde y el cielo cada vez esta con mas nubes.

En el vivac

Decidimos subir por la arista sureste (PD, pendientes de hielo de hasta 50º y roca muy quebradiza de II) y bajar por la normal (arista suroeste) equipada con maromas.






En la arista sureste


Tramo de nieve cerca de la cima


Arista cimera

Al llegar a la cima y después de algún sustillo con las caídas de piedras (el casco chavales!!!) decidimos que nos vamos al vivac porque hace mal tiempo y es tarde, asi que al día siguiente si la cosa mejoraba ya iríamos al Castor (cosa que al final no hicimos)
Cima

Descenso hacia la arista suroeste
Después de bajar por las placas verticales de la ruta normal llegamos al vivac sin ninguna complicacion.

Bajando por las cuerdas fijas


Placas verticales


Bajando hacia el glaciar
Cenamos y pasamos el rato en este perfecto lugar. Estamos solos y el vivac es inmejorable.
Vivac Cesare e Giorgio Rosso
La mañana siguiente amanecemos encerrados en una niebla muy densa y decidimos bajar al glaciar y volver por la parte baja hacia la estación del Klein Materhorn. Menos mal que por aqui encontramos la huella sin mucha dificultad, porque con semejante niebla no eramos capaces de ver las enormes grietas hasta que nos las teníamos a un metro...
En el glaciar Verragletscher

Una vez en Tasch cenamos y nos tomamos unas merecidas cervezas para celebrar la ascension.

Zermatt