Firé, mi primer gran mallo.

El primer día de mayo volví hacia Riglos para subir mi primer gran mallo por una gran clásica y como es propio, la noche anterior no había dormido muy bien.

Esta vez quedé con David, un compañero de Montañeros de Aragón que me propuso él la idea de hacer esta vía. Antes de llegar a Riglos paramos en la panadería de Ayerbe a comprar algo para almorzar y con las fuerzas necesarias fuimos ya hacia el Firé y más solos que la una ibamos tirando los largos. Hasta el 5º largo (6b) está bien equipado pero a partir de aquí ya hay que buscarse un poco la vida y apretar el culo porque una vez que te adentras en la famosa chimenea(un poco estrecha para mi gusto) solo tienes equipadas las reuniones con dos argollas bien grandes, así que algo hay que llevar aunque tampoco se puede meter mucho cacharro la verdad.






Es una vía muy bonita que para cuando haya hecho todas las vías asequibles de Riglos me gustaría repetir para poderla hacer de primero, ya que solo me colgué en el 6b (acerable).

Una buena manera de subir a este impresionante mallo.

Dificultad: 6a+/b