Oeste Clásica al Cored.

Tras la aventurilla de hace apenas seis días, sigo con más ganas de escalar, pero esta vez en una pared de menor envergadura.

Quedé con Guillermo para ir a escalar esta vía que teníamos mirada de hace tiempo y la verdad es que no nos defraudó. Tiene tres largos y el más bonito ( y difícil) es sin duda el segundo, una chimenea típica riglera pero a la vez diferente y el tercer largo excepto la salida es una rápida trepada que nos deja en la cima.


En fin, es un día de esos que realmente se disfruta. Muy recomendable.

Dificultad: V+