Fuente del Paco. Villanúa.

Dicen que para los escaladores el otoño es tiempo para reflexionar, en efecto, todas las estaciones son buenas para escalar menos esta en la que siempre esperas inpaciente a que llegue el invierno y el buen hielo (aunque eso es cada vez más difícil).

Pero bueno, se pueden hacer muchas otras cosas muy buenas y disfrutonas también, como es irte con un buen bocata a echar la mañana al monte. Eso es lo que hice el último día de noviembre y más bien que la mar.